Por segunda vez la familia Vives Casanova ha confiado en nuestra firma para vestir a su Hija Ángela como Reina de la Vila de Nules, tal como hicieron hace unos años con su hija mayor Berta. Para nosotros ha sido un verdadero placer trabajar en un año tan especial.

Ángela, a parte de su belleza natural, tiene un carácter alegre y extrovertido que te cautiva. He disfrutado mucho con ella en estos días de elecciones de los componentes de su vestuario, de bocetos y decisiones finales, de pruebas de gasillas, de la alegría de ver las telas cosidas sobre el cuerpo de su futura portadora, de ver resultados finales de todas las piezas exclusivas que he diseñado para ella. Han sido meses de un trabajo exhaustivo para conseguir estos dos trajes que vestirán a la representante de la Vila de Nules y que esta lucirá a lo largo de nuestra Comunidad Valenciana.

 

El vestuario esta compuesto de dos trajes, el tradicional Traje distintivo de la Vila de Nules y otro inspirado en el siglo XVIII.

El Traje de Nulera se ha confeccionado reproduciendo una pieza original de finales del Siglo XIV documentada en el Museo de la Ciudad de Kioto, un referente para los indumentaristas que nos apoyamos en la historia para nuestro trabajo.

Traje Nules

El tejido usado en este traje es una seda brocada de el prestigioso telar de Rafael Catalá, esta compuesto de raso de seda y mezclado con seda Dupion. El color predominante en color rojo Stromboli mezclado en gris ceniza volcánica. El cuerpo se ha confeccionado reproduciendo fidedignamente la pieza antes mencionada, sus únicos adornos los forman lorzas usadas en la espalda, pecho y puños, rematadas con botones forrados de la misma seda. En la parte trasera se adorna con un pequeño polisón.

La falda se ha confeccionado a la manera antigua, reproduciendo una pieza original que nos mostró el cronista de la Vila de Nules y que este posee en el Museo de esta ciudad. Tiene tabla delantera, tablas ladeadas y polisón trasero y su abertura es lateral.

La manteleta y el delantal son una pieza exclusiva diseñadas para ángela, sacando el dibujo del tejido y acoplándolo a las dimensiones de las piezas. Está bordado por las manos expertas de la artesana Nulense Matilde, realizado en tul de algodón y adornado muy sutilmente de azabache.

El aderezo lo ha realizado en exclusiva para Ángela el artesano Montoya, orfebre de mucho renombre en toda la comunidad por sus piezas exclusivas.

Los zapatos están forrados con la misma tela del traje son artesanales y basados en modelos de la época a la que pertenece el traje actual de la Vila de Nules. Ya que anteriormente a este modelo en esta ciudad se han usado para representar a la Vila trajes de fallera y luego de castellonera, hasta que se instauro el modelo actual perteneciente a moda de finales del siglo XIV, tal y como podemos comprobar en el libro del Cronista de la Vila de Nules Don Vicente Semper, que tuve el gusto que me mostrara para documentarme el propio autor.

El conjunto es sobrio y elegante como piden los cánones de la moda de la época en que esta basado.

 

El segundo traje es un modelo basado en el siglo XVIII.

Traje s. XVIII

Para su confección he usado un tejido para grandes celebraciones: Una seda estrecha perteneciente a nuestra colección privada. El modelo Campo Romero de fondo Purpura Cairo. La nobleza de la tela es dorada y el colorido de las flores se ha elegido en exclusiva para Ángela siendo este traje único. Se ha tejido en los telares de la empresa GARIN 1820 de Moncada, que este año ha sido la elegida para confeccionar los dos espolines que lucirán las dos falleras mayores de Valencia.

El justillo esta terminado a la cintura con almenas, confeccionado a la manera clásica. La falda también se ha confeccionado a la antigua con abertura lateral.

El delantal es de tul cristal y bordado con tono crudo y lentejuela fina en oro. El floquet es de encaje ribeteado en oro del artesano Encajero A. Santos, de este encajero son las puntillas de brazos y cuello del justillo.

Los zapatos basados en la moda del siglo XVIII tienen como pieza distintiva unos pequeños adornos con las iniciales de Ángela, que están hechos artesanalmente.
El aderezo lo ha hecho también el taller de Montoya, con metal dorado y piedras al tono del traje y es de su nueva colección del 2014, cambiando algunos remates para que sean pieza única. La peineta es la que lució Berta en su reinado hace algunos años.

Las enaguas son de la empresa La Llar del Fil, pero son de la colección lencera que este es el tercer año que tengo el privilegio de diseñar para esta empresa en exclusiva.

Solo añadir que me siento orgullosa del trabajo realizado y de haber podido formar parte de este año tan especial en la vida de Ángela y su familia. Decir que me han dejado dar rienda suelta a mi creatividad, siempre basada en la documentación y el estudio de la moda de las épocas en que me apoyo para mi trabajo. Ha sido un verdadero placer volver a vivir esta experiencia con todos vosotros, sois geniales.

Os he contado uno de mis primeros trabajos de verano de este año os seguiré informando. Hasta Pronto.