El pasado viernes se presentaron las festeras y reina de las fiestas de las Alquerías del Niño Perdido.

Una ciudad muy unida a Burriana y muy querida por nosotros, porque tenemos grandes amigos, para mí fue un día agridulce porque a la alegría de la presentación de ÁNGELA, se unía la despedida de la reina del año pasado a la que tuve el privilegio de vestir, la guapísima NURIA.

El vestuario que este año hemos preparado a Ángela consiste en un sobrio y elegante traje de Castellonera que ha estado compuesto por una falda con un dibujo clásico de Rafael Catalá realizado en seda de raso, mezclado con seda Dupion que es lo que ha dado la originalidad a la pieza.

 

El dibujo con hojas de acanto y motivos vegetales tiene un tamaño más grande de lo habitual en este tipo de artículo. Los colores son purpura y lila claro. Esta mezcla le ha dado atrevimiento a la falda, que se ha confeccionado de manera tradicional, con pliegues y polisón trasero. Esto permite un vuelo especial y una caída diferente a otras confecciones.

 

El jubón negro se ha realizado en seda de raso con adornos en mangas y escote de puntillas de Valensien en crudo y negro como requiere la confección de este cuerpo. Los bordados de las mangas se han hecho a mano y la colocación de pedrería tiene como novedad el uso de un canutillo de color gris antracita que le ha dado al conjunto un aire innovador y originalidad destacando el motivo donde se ha situado.

El delantal y manteleta también se han hecho bordados a mano con un dibujo floral con iris y rocallas, y los lazos del delantal tienen un bordado con pedrería. El aderezo se ha elaborado a mano por el artesano Miguel Montoya, le hemos pedido que cambiara la forma del peine de la tiara para que esta acoplara mas al topo de castellonera, arropándolo. Lleva dos enaguas unas de hilo con vainicas y bordadas de Richelieu a mano y otras hechas con una pieza antigua de la familia, que posee dibujos modernistas de color lila y de remate, tiene bolillos de la misma época que la pieza. Le hemos confeccionado otra falda de brocado en color azafrán confeccionada de la misma forma que la principal para la que se ha hecho un delantal a la manera antigua, con terciopelo negro bordado con azabaches y como remate un volante de puntilla de Chantilly.

Ha sido muy emotivo vestir a Ángela debido a la estrecha relación de amistad que me une a su familia y ya que ha sido encantadora con todos los que hemos participado en este trabajo dejándonos dar rienda suelta a nuestra creatividad, y disfrutar de cada momento de pruebas y elecciones de complementos, incluyéndose en el equipo su tía María Dolores, que ha trabajado muchísimo y muy delicadamente.

Nos ha transmitido a todos su ilusión por ser festera de su ciudad y el cariño que tiene por las fiestas y sus amigas, las demás componentes de la corte de honor, y el respeto y admiración que tiene hacia su reina María que dicho sea de paso es también una niña encantadora y muy guapa.

Esta semana también tenemos presentación y manifest de la Reina de Fiestas de VILAVIEJA, y en unos días podre escribiros y mostraros su vestuario.

Os seguiré informando sobre mis trabajos de verano. Hasta pronto

 

Fuente de las imágenes: http://www.laplanaaldia.com/