El próximo sabado 30 de Junio sera la presentación de la reina de fiestas de Vilavieja.

Esta ciudad tiene el privilegio de tener como representante a la señorita Lidia Traver, una joven preciosa que tiene en sus genes el amor por su ciudad ya que su madre también fue reina. Ha sido un privilegio que me hayan elegido como indumentarista para este evento. Quiero agradecer a la familia su trato para conmigo y que me hayan dejado realizar mis ideas sin crearme ninguna duda. Por lo cual he realizado en su vestuario atrevimientos que en otros casos me hubiera sido imposible. Y todo esto ha contribuido a disfrutar al máximo con mi trabajo y ver este resultado tan espectacular y elegante.

El vestuario de LIDIA se compone de un traje de castellonera, una segunda falda, enaguas, chal, aderezo y zapatos. La primera falda es un tejido realizado es raso de seda, mezclado con seda dupion tejida por Rafael Catalá. Los dibujos son especialmente grandes con motivos vegetales y dibujos estilo imperio, los colores son muy actuales color tabaco y azul agua marina. Estos colores son los que nos han marcado la pauta a la hora de realizar los complementos.


La pieza más llamativa del conjunto es el aderezo realizado en plata envejecida y usando piedras de espejuelo con los colores azul y tabaco del tejido. Ha sido un atrevimiento por mi parte, que hasta cuestiono el artesano, pero viendo el resultado final su originalidad nos ha conquistado a todos.

La segunda falda es un brocado en color trigo mezclado con color gris plomo. Las dos faldas se han confeccionado al modo antiguo con pliegues ladeados y polisón trasero.

El jubón realizado en seda dupion, adornado en cuello y puños con puntillas de valencien en crudo y negro, lleva los puños bordados con pedrería con un dibujo que reproduce el dibujo de la falda empequeñecido realizado en exclusiva para ella por mi misma.

El delantal es una pieza muy elaborada profusamente adornada con lentejuela fina, canutillos y pedrería negra, los lazos son de tul cristal y en sus puntas lleva bordados dos escudos con iniciales y llenos de pedrería, que se rematan con puntilla de valencien tableada.

 

La manteleta es de encaje crudo con un dibujo floral y adornos de hojas de acanto. Las enaguas son de batista cruda con lorzas y adornos de puntillas de valencien, también están confeccionadas en su cintura a la manera antigua con betas.

LIDIA lleva un pañolón especial que ha sido confeccionado con la misma tela de seda de la falda principal. Los zapatos también son unas piezas muy especiales realizados artesanalmente en raso de seda las hebillas son del conjunto del aderezo y el tacón es un modelo de carrete especial por su gran altura poco utilizado para estos trabajos pero que le da mucha categoría al modelo.

 

La mantilla negra es de encaje de granada una pieza perteneciente a la familia. Los complementos de abanicos y pañuelos de encaje de granada y un abanico pintado a mano son obsequios realizados por amigos de la familia.

 

Solo añadir que ver la cara de ilusión de LIDIA mientas montaba su manifest y la de su abuelita que ha disfrutado lo indecible en este proyecto me ha reconfortado como profesional alentándome a trabajar con la misma ilusión que cuando comencé hace veinticinco años. Hasta pronto.