Este año como final de mis trabajos de indumentaria de verano, os quiero explicar la indumentaria que he confeccionado para María Molina. Una joven encantadora y poseedora de una gran belleza natural (como podréis observar a continuación en las fotos).

Le he preparado dos trajes y sus correspondientes complementos y unas enaguas de hilo y encajes de bolillos muy originales.

Un traje es de inspiración del siglo XVIII. La falda es en tono limón con adornos de metal en plata, el tejido es uno de lo pocos que me he reservado de la empresa Garin 1820, que por desgracia ha cerrado su fábrica de confección mecánica. Los tejidos que tengo en casa los guardo como oro en paño y los utilizo en ocasiones especiales.

El tejido tiene dibujo floral pero parece listado al hacer el dibujo rayas verticales, para el justillo he buscado un tejido de dupión de seda natural en tono fucsia alilado del color exacto de la flor principal de la falda. El tono es muy favorecedor y sienta maravillosamente a María. El modelo del justillo está cortado a la cintura y está rematado con pétalos redondeados. Como adorno he usado escarapelas de gasa y seda rematadas con botones forrados de seda.

Las manteletas son de tul bordadas a tambor con realce y adornado con lentejuela en plata.

El aderezo es reproducción de pieza antigua con plata vieja y espejuelos.
La pieza más mimada de este traje es la pinta de plata, realizada manualmente por el artesano valenciano Miguel Montoya. Está cincelada en plata vieja, el diseño original lo he realizado yo misma con todos los elementos de la fiesta de Sant Xotxim: el báculo con la cesta, las dos palomas y la ermita. En la parte central un medallón con corona superior y en el interior las iniciales de la portadora. Puedo decir que estamos muy orgullosos del resultado.

Los zapatos se han realizado artesanalmente con el tejido de la falda y como único adorno llevan unas hebillas en plata antigua al lateral del zapato.

 

El traje de Nulera es de inspiración del siglo XIX, acoplándonos a las exigencias de escotes que se usan en esta bonita localidad. Como nota original y elegante el tejido usado en su confección, de raso brocado en realce con fondo gris y los motivos florales realzados en tono arcilla.

La falda se ha confeccionado a la antigua, con tabla delantera, pliegues ladeados y polisón trasero por lo que el vuelo se acopla mas a la época en que se usaban estos modelos.

El cuerpo tiene forma de evasé en la cintura y como remate hemos puesto una doble terminación en color arcilla liso como las flores. Viendo que esto daba luz a nuestro traje, pensamos poner unos puños de este mismo color rematados en puntilla negra de valencín, como la del escote y adornados con botones de azabache negro. En la parte trasera lleva un polisón inspirado en los puños que remata el trabajo y le da toda la categoría que necesitaba el conjunto.

Las excepcionales manteletas que luce este conjunto nos han sorprendido a todos los que hemos participado en este proyecto, tanto por su diseño como por su elegancia. Están realizadas en tul y bordadas en cadeneta a la antigua y rematadas con canutillos y bolitas de azabache.

El aderezo es de plata vieja con adornos de espejuelos, en color blanco y gris humo, para acoplarnos al tono del fondo del traje. Lo hemos realizado en exclusiva para María, así como los zapatos de inspiración de la época y con lazo negro de cinta de raso plisada negra, como el lazo del delantal.

El resultado final de este modelo ha sido muy gratificante, dada la complejidad de su confección. Me siento especialmente orgullosa de este trabajo, ya que ha sido arduo y costoso pero ha merecido la pena. No solo por conocer a María y su familia que son encantadores y muy amables, sino por volver a coincidir con amigas muy apreciadas de Nules que son las que acompañaron a mi casa a María.

Resaltar de María el gran amor que siente por las fiestas y la ilusión y el cariño que se ha puesto en este proyecto. Agradecer a su familia y amigos el trato que han tenido para nosotros.

Espero que disfruten de estas fiestas que ahora comienzan y que su barrio sepa el cariño que han puesto en la fiesta de San Xotxim.

¡Hasta pronto!